martes, 14 de marzo de 2017

Piden que la comunidad se involucre para evitar violencia estudiantil



Docentes reconocen que las peleas forman parte de la dinámica entre adolescentes, pero les preocupa el nivel de agresividad que están tomando.

By GABRIELA ROJAS / GROJAS@EL-NACIONAL.COM
13 DE MARZO DE 2017 05:38 AM | ACTUALIZADO EL 13 DE MARZO DE 2017 05:43 AM

Los casos de violencia en el ámbito escolar encendieron las alarmas de padres y representantes, docentes y directivos, que se han reunido para establecer estrategias y evitar las peleas callejeras entre estudiantes de distintos planteles.

En la parroquia Caricuao, por ejemplo, luego de que hace un mes ocurrió una pelea que fue convocada a través de las redes sociales, varios colegios de la zona convocaron a los padres para advertirles sobre la situación. Los docentes y directivos proponen que la comunidad se involucre con las escuelas y liceos para trabajar conjuntamente porque los jóvenes se enfrentan cerca de los planteles, pero también alrededor de zonas residenciales.

El viernes, un equipo integrado por representantes de los ministerios de Educación y de Relaciones Interiores y Justicia, la Defensoría y el Consejo de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes realizó en el Liceo Caricuao, por solicitud de su directora, actividades de prevención de violencia, a raíz del caso de la estudiante Michelle Longa, que murió luego de una golpiza que le dieron tres compañeras de clase.

La subdirectora del plantel, Gladys Rodríguez, señaló que luego del hecho el ánimo de los estudiantes ha estado muy afectado y que la institución educativa no está preparada para afrontar esa situación: "Aún no podemos explicar qué fue lo que pasó, por qué sucedió algo tan grave si no había ningún antecedente o indicio que pudiera darnos razones".

Agregó que no tienen registro de enfrentamientos o agresiones entre las jóvenes involucradas y que al día siguiente de los hechos, la directora del plantel estuvo en contacto permanente con los padres: "La directora dio un discurso a todos los muchachos para que reflexionaran sobre sus acciones. Nuestro lema es cien por ciento tolerancia, cero violencia, pero sin duda tenemos que revisar qué es lo que está pasando y le pedimos a la misma comunidad que trabaje con nosotros porque nos involucra a todos, no es exclusivo de los liceos". Con 20 años de ejercicio docente, reconoce que las peleas forman parte de la dinámica entre adolescentes, pero le preocupa el nivel de agresividad que están tomando.

En el Liceo Caricuao hay un orientador y una trabajadora social que laboran como personal fijo. Sin embargo, la ONG Cecodap señala que las instituciones educativas denuncian de manera recurrente que hay déficit en esta área.


Cambios.
Una profesora de un liceo que está ubicado en el sector UD-4, que prefirió reservar su identidad, indicó que hay que adelantarse al problema antes de que ocurra, pero la burocracia retrasa las acciones. Añadió que además afrontan un cambio de estructura administrativa en el ministerio, en el cual el Distrito Escolar pasará a ser un circuito con supervisores a cargo de seis u ocho instituciones que trabajarán de manera itinerante en cada plantel.

La idea es descentralizar la cantidad de instituciones de un mismo distrito: por ejemplo, el Distrito 4 se encargaba de los planteles públicos y privados de las parroquias Caricuao, Macarao, Las Adjuntas, Ruiz Pineda, Antímano y Mamera. La densidad de población estudiantil, administrativa y docente complicaba la gestión, por lo que el circuito intenta reducir el ámbito y asigna a cada supervisor escuelas específicas.

Pero el supervisor está a cargo de asuntos tan diversos como verificar la asistencia de trabajadores y docentes, horarios, reposos o, en el peor de los casos, atender problemas de violencia dentro de una escuela y todos los trámites legales que implica.

En esos casos, los supervisores deben trabajar junto con la Defensoría y los Consejos de Protección, pero sin una oficina fija se complican cosas básicas como el papeleo. "Esta persona no tiene una sede para trabajar porque va de escuela en escuela. En el distrito había un abogado que asesoraba sobre asuntos legales; ahora todo va al supervisor. Si se recargan responsabilidades en una sola persona las respuestas se van a retrasar más", dijo la docente.

INFO/http://www.el-nacional.com/noticias/educacion/piden-que-comunidad-involucre-para-evitar-violencia-estudiantil_85054