domingo, 16 de octubre de 2016

Arrancó siembra de hortalizas en Caricuao

13 oct. 2016 - Abner Muller, es un humilde agricultor y padre de familia que recibió el impulso del Gobierno Bolivariano a través del Ministerio del Poder Popular de Agricultura Urbana (Minppau), para ser incorporado en el programa “Hagamos una Vaca”, el cual consiste en garantizar los ingredientes para las hallacas de las familias venezolanas en diciembre.

Este agricultor fue escogido para ejecutar este proyecto, ya que desde hace cinco años ha venido trabajando en dos hectáreas y media de terreno ubicadas en el sector UD 7 de Ruiz Pineda, cerca del Materno Infantil de Caricuao. para el cultivo de vegetales, hortalizas, frutas y plantas medicinales.

Por tal motivo Muller recibió hace dos meses un financiamiento por parte del Banco Agrícola del país, gracias al respaldo formación y asesoramiento que obtuvo de la Corporación Venezolana de Agricultura Urbana y Periurbana (Cvaup), así como de la Fundación de Capacitación e Innovación para el Desarrollo Rural (Ciara), entes adscritos al Minppau.

“El financiamiento es lo mejor que me ha pasado con respecto a este proyecto. Aunque trabajo incluso hasta las 3:00 am porque la cosecha tiene que salir en diciembre y tengo que cuidarla”, expresó.

Asimismo, el arador manifestó que la entidad bancaria antes mencionada le otorgó tres años para cancelar el crédito, en cuotas semestrales. Además indicó que dicho aporte económico es utilizado para comprar herramientas de trabajo y materia prima para el cultivo de los diversos rubros que se encuentran en el huerto.

El productor agrourbano agregó que 50% de la cosecha de pimentón, ají, cebollín, cilantro, entre otros rubros, será entregada al Minppau los primeros 15 días de diciembre.

UNIÓN POR LA PATRIA

La familia del agricultor, integrada por la madre, Angela Patiño de 76 años de edad, su hermana Audrey Muller, su cuñado Francisco García y su única hija Michelle Muller, se han sumado al proyecto desde que el huerto forma parte del programa “Hagamos una Vaca”, creado por el presidente Nicolás Maduro para contribuir con la Agenda Económica Bolivariana y combatir la guerra económica.

Por su parte Michelle Muller expresó que su padre desde hace muchos años tuvo el empeño de recuperar el terreno abandonado y descuidado por la comunidad, el cual desmalezó por meses, además de botar incontables bolsas de escombros que reposaban en el lugar.

“Él siempre le tuvo fe al proyecto, de verdad que admiro la fortaleza de mi papá, el cual trabaja solo y por muchas horas. No agarra un día para él, todo su tiempo se lo dedica a la siembra, a las semillas y también a regar las plantas”, dijo.

Entre tanto Audrey Muller, hermano del agricultor, participa en procesos formativos que dicta el Ciara, entre otras instituciones de capacitación en el tema de la agricultura urbana, para así multiplicar sus conocimientos al núcleo familiar y potenciar la siembra .

MÁS COMPROMISO COMUNAL

Para impulsar el espacio agrourbano, Abner Muller manifestó que sería de mucho provecho si los vecinos de la parroquia se involucraran más con el proyecto, en tareas como mantenimiento del espacio, siembra de plántulas e incluso seguir desmalezando el terreno.

“Aquí la gente me quiere jugar vivo, yo les puedo hasta pagar si me ayudan, porque solo de verdad que es muy difícil por el tipo de trabajo. Sin embargo, vienen un día les pago incluso para que me ayuden y no regresan”, agregó.

Además, manifestó que ha conformado varias cooperativas, las cuales se desintegran con el tiempo porque no han encontrado a personas comprometidas.

Por lo tanto, asegura que a la comunidad le falta concientizar la agricultura urbana como una forma de vida. El arador exhortó a la comunidad a comprometerse con la siembra del espacio, para así poco a poco ser autosustentables.

Muller también expresó que el Consejo Comunal Indio Caricuao Bloque 15, tampoco lo ha apoyado con el proyecto de siembra.

“Si mis vecinos se sumaran a este proyecto, yo estoy presto a que parte de la producción sea para ellos, para sus familias, y retribuirles la ayuda, pero no he logrado llegar a ningún acuerdo con ellos. Así como he visto en otros espacios de producción similares, que el trabajo es masivo”, concluyó.