domingo, 4 de septiembre de 2016

Caricuao es una cantera de beisbolistas



> La escuela de beisbol menor Los Ángeles tiene más de 37 años formando a los futuros grandeligas venezolanos



La calidad del pelotero venezolano está demostrada en todos los estadios que pisa. Algunos llegan muy lejos, a otros solo les queda la grata experiencia y los conocimientos adquiridos a través de los años. Todos, o la gran mayoría, son formados en escuelas menores en distintos estados del país donde adquieren los fundamentos básicos de esta hermosa disciplina.

Desde hace más de 37 años la escuela de beisbol menor Los Ángeles tiene como objetivo la enseñanza de este deporte que tantas satisfacciones le ha dado al país. Ellos no solo se dedican a que los niños den sus pininos, también les inculcan valores que los convierten en mejores personas.

FORMACIÓN DE VIEJA DATA

La organización deportiva Los Ángeles es decana en estas lides de enseñar sobre el arte del bate, la pelota y el guante. Por sus filas han pasado imnumerables jugadores que han vestido los colores de la parroquia Caricuao o han integrado la selección del Distrito Capital en torneos nacionales.

En la actualidad, manejan las categorías preinfantil, infantil, prejunior y junior con un total de más de 90 niños y 25 en la escuelita.

Además, están realizando un campamento vacacional en las mismas categorías, incluso algunos peloteros de otras escuelas participan en el mismo.

La finalidad de dicha actividad es para que los niños aprovechen el tiempo de ocio y que fortalezcan algunas enseñanzas o mejoren algún aspecto del juego.

PADRES, AMIGOS, MAESTROS Y HERMANOS

Marcos Medina forma parte del cuerpo técnico de la escuela, comenta que en Los Ángeles han visto pasar a muchas generaciones por sus filas. “Padres e hijos han jugado acá”, dice, al tiempo de afirmar que más allá de lo deportivo también prevalece la afinidad que se genera con los jugadores.

“A veces nos toca ser hermanos, maestros, amigos o psicólogos. Sus padres en algunas ocasiones nos piden que hablemos con los muchachos para llamarles la atención”, dijo Medina, mientras le corregía la postura a un bateador.

PROCESO COGNITIVO

Todos los días, después de las instrucciones que el cuerpo técnico les imparte a los chamos, lo aprendido se pone en práctica con un juego.

Comenta Medina que esta es la mejor forma para que al pelotero se le graben las indicaciones expuestas por los distintos profesores de la escuela.

Cada técnico les hace recomendaciones a los chicos. Cuando le batean un roletazo por el campo corto, se puede oír: “No le quites la mirada a la pelota, marca a primera, levanta más las manos”.

Igual pasa cuando están en las prácticas de bateo. “Haz el swing recto, la vista a la pelota”, recomiendan los instructores.

Todas estas indicaciones que dan los especialistas a los niños forman parte del proceso cognitivo que convierte a nuestros noveles peloteros en grandes promesas de la disciplina.

THEODORASKIS MORALES FLORES / CIUDAD CCS
FOTOS DAHORY GÓNZALEZ

INFO/http://ciudadccs.info/caricuao-una-cantera-beisbolistas/