miércoles, 22 de julio de 2015

Parroquia San Martín de Porres suma 26 años de asistencia médica


Parroquia San Martín de Porres suma 26 años de asistencia médica
Nueve especialistas atienden en consultas a familias de la parroquia Caricuao



Vecinos de Caricuao, Las Adjuntas, Mamera y Antímano son los más beneficiados con la iniciativa de la iglesia católica OSWER DÍAZ MIRELES


Cuando la fe se transforma en obras concretas, que generan compromisos y aportan soluciones a favor de la comunidad, también se practica la generosidad. Así lo sostienen feligreses de la parroquia San Martín de Porres, situada en la UD-2 de Caricuao, que arribó a sus 53 años de fundada el pasado 16 de julio y en cuyo espacio funciona un dispensario de salud que suma 26 años de servicio.

En las inmediaciones del templo un grupo de nueve médicos especialistas ofrece consultas de medicina general, pediatría, ginecología y obstetricia, al igual que psicología, nutrición y ortodoncia. Todo ello a un módico costo, lejos de los precios de las consultas privadas y con planes de pagos.

El sacerdote Marco Robayo, quien sirvió a la parroquia desde el año 1992 hasta 2014, recuerda que el Centro Ondotológico Caritas fue fundado en 1989 por el sacerdote Giovani Marchi para asistir a la comunidad y brindar atención preventiva. Al sitio, relatan colaboradores del centro, acuden al menos 18 pacientes por día, muchos de los cuales provienen de Caricuao, Las Adjuntas, Mamera y Antímano.

Aunque el sitio no es de fácil acceso, es conocido por la loable labor que allí se desarrolla y por referencia entre miembros de la comunidad. La odontólogo Viviana Trujillo precisa que el dispensario dispone de cuatro ondontólogos al servicio de jóvenes y adultos. "Operamos cordales, quistes y lesiones simples en las encías. Los casos más complejos los referimos a los grandes centros de salud", comenta y precisa que también atienden a personas con seguros.

Katty Castillo tiene 14 años como secretaria de la medicatura y está convencida de que su labor beneficia a las personas más necesitadas. "Es un trabajo desinteresado, sin fines de lucro, que pretende ser un aporte para quienes requieren de atención médica", dijo.

Celebración parroquial

A propósito del aniversario de la parroquia San Martín de Porres, el padre Marco Robayo dice que la feligresía lleva a cabo una intensa actividad apostólica, que incluye clases de catequesis, comunión, oración y formación en la fe cristiana.

A pesar de estar retirado, Robayo funge como capellán del Geriátrico de Caricuao Dr. Joaquín Quintero Quintero, donde acude regularmente para llevar la comunión a los ancianos y visitar a los enfermos.

Robayo, quien además se desempeñó como vicario parroquial en la Basílica Santa Teresa, en los años 80, también colabora con el actual párroco de Caricuao Marco Pinfildi. Como pastor de la iglesia exhorta a los creyentes a cultivar una vida cristiana comprometida. "La labor principal en esta comunidad, como lo indica la iglesia, es gobernar al pueblo en nombre de Cristo y sus representantes en la tierra; enseñar la palabra y santificar mediante los sacramentos", afirma.

Por su parte, los feligreses formulan un llamado a las autoridades de Libertador para que contribuyan con el mantenimiento del templo, pues el recinto presenta filtraciones en techo, requiere iluminación, pintura y sobretodo custodia policial. "Constantemente somos víctimas de los delincuentes", denuncia María Durán.

INFO/ http://www.eluniversal.com/caracas/150719/parroquia-san-martin-de-porres-suma-26-anos-de-asistencia-medica