miércoles, 10 de diciembre de 2014

Amenaza de construcciones afecta a vecinos de Caricuao


El popular sector del suroeste conmemora 40 años como parroquia




El 66% de la parroquia está conformada por áreas verdes CORTESÍA SAÚL UZCÁTEGUI

JAVIER BRASSESCO | EL UNIVERSAL
miércoles 10 de diciembre de 2014 12:00 AM
Mañana Caricuao celebra cuarenta años de haber alcanzado el estatus de parroquia, un aniversario que esta vez se ve empañado por la amenaza de nuevas construcciones.

El 11 de diciembre de 1974 el Consejo Municipal del Distrito Federal tomó la decisión de convertirlo en parroquia tomando en cuenta "el extraordinario desarrollo urbano que se observa en el sector Caricuao de la parroquia Antímano" y considerando "que la nueva comunidad allí formada requiere mayores facilidades para el mejor ejercicio de la autoridad civil". El acuerdo sería publicado finalmente en Gaceta el 8 de abril del año siguiente (1975).

Hoy ese desarrollo urbano es precisamente el principal problema que confronta esta parroquia, la única del país declarada "ecológica" en 2009.

Fernando Canelón, miembro de la Red de Ambientalista, explica que un vecino estuvo en una reunión en MinVivienda en donde se presentaron planes para tres complejos urbanísticos en la parroquia. Esta información extraoficial provocó una protesta vecinal el sábado, cuando vecinos protestaron en la UD1 contra esta iniciativa.

"No tiene sentido que nos hayan nombrado parroquia ecológica y que ahora pretendan llenarnos de más cemento", argumenta Canelón.

Explica que, a grosso modo, las zonas en las que se ha pensado construir estos nuevos edificios son tres: las antiguos instalaciones de Hidrocapital en la UD1, detrás de la escuela José Agustín Marquiegui (UD2) y en una zona adyacente a la Universidad Monseñor Arias (UD5).

A sus cuarenta años, Caricuao también sufre por la multiplicación de invasiones, como la que está encima de la iglesia San Martín de Porres (que tiene una orden de demolición de Freddy Bernal que nunca se ejecutó) o la que está en toda la vía principal, frente a la escuela de suboficiales.

INFO ORIGINAL/ http://www.eluniversal.com/caracas/141210/amenaza-de-construcciones-afecta-a-vecinos-de-caricuao

2 comentarios:

CINEMATECA COMUNAL WILLIAN LARA dijo...

Edificio Eco socialista.
Primera aproximación.
Son las dos y cuarto de la mañana y termino de ojear el excelente material que me enviaste. Te voy a comentar mis reflexiones en torno al tema. Lo primero que te diré como habitante de Caricuao y de Caracas, es lo siguiente: el confort visual y la naturaleza son necesidades parasimpáticas en los seres humanos, nos hace bien ver un escenario natural. El Waraira nos tiene a todos enamorados .Y las montañas de Caricuao tienen sus admiradores y quien las defienda. Esas relaciones son de necesidad, leyes no escritas; pero que conviene respetarlas en forma muy estricta, si es que apreciamos nuestra salud .Lo primero será cuidar que las ventanas de nuestros edificios den a escenarios naturales, entre más glamorosos mejor, aunque sea una montaña pequeña, pero verde; con matices de otros colores y sonidos de cascadas, eso es más que suficiente para enamorarnos del territorio, eso, o el horizonte del mar visto desde las distancia y confort de nuestra sala. Por eso creo en las ventanas grandes, pero, siempre el pero. No olvidar eso que hace Bekoff: jardines en las ventanas y grandes persianas. Así controlas la luz y la entrada de aire. Lo que veamos desde el apartamento es muy importante .Otra cosa, para los que vivimos en Caracas; nuestra ciudad es un selva, no de concreto; una selva de verdad. Tiene una enorme cantidad de animales y aves que conviven en libertad con nosotros en la ciudad. Así que te propondría pensar en ellas y ellos cunado edifiquemos; eso también nos hará bien. Levantarnos con el canto de las guacharacas, loros o guacamayas; eso es ser habitante de Caracas. Nuestro edificio debe contar con una pared, de preferencia la pared húmeda, que en su cara exterior lleve un diseñada una instalación que permita a las aves pernoctar ahí, es decir; vivir con nosotros, ser nuestras vecinas. Con esos dos detalles se comienza a ver un edificio biodiverso, pues ya convivimos fauna, flora y humanos en una misma estructura arquitectónica. Además le vamos subrayando la personalidad a la ciudad. Si la cantidad nos puede ceder un poco, quizás no todos los pisos deban ser de uso residencial. Podemos dejar tres pisos de uso recreacional: la platabanda o techo, uno en el medio y la planta libre. El techo ya sospecharas que te sugiera que sea hibridación de celdas fotovoltaicas en el medio y paneles vivos (vegetales) para los aleros. Eso con el fin de aprovechar la energía solar en las áreas comunes y además reducir el efecto de bolsa climática, de fiebre que produce la acumulación de edificios en un territorio. El piso intermedio con paredes abiertas donde circule el aire, podría ser un jardín con varias fuentes .en ese lugar compartiríamos con las aves. En la planta libre nuestros jardines y árboles que atraigan la fauna, como las perezas, o los murciélagos. Mira que edifico, ya parece un bosque. Ese edificio tendría una atmosfera de bosque, y muchos trinos .Insisto en que es un edificio biodiverso. El agua que cae del cielo, y la que baja de las quebradas durante las primeras lluvias la cual almacenaremos en un tanque subterráneo. y esa agua la usaremos en lo creamos conveniente. Así ahorramos la muy costosa y escasa agua potable, además ¿No sé si ya te has dado cuenta? A pesar de vivir en edificio, lo cual tiende a alinearnos, de nuestra relación con la naturaleza; este edificio nuestro nos está relacionado con la naturaleza, con el territorio en el que vivimos. Nos sensibiliza y enseña , sobre el lugar del planeta en que vivimos, cuando cambia porque ; esas cosas tan hermosas de saber. Por supuesto, caminerías en las áreas libres, caminerías con piedras, piedritas, que nos provoque andar descalzos, y que sean caminos como meandros, por eso de los ríos, nunca caminos en línea recta. Las líneas rectas nos arruinan la vida, no nos dejan saber de lo hermoso del cortejo que contiene el camino. Los surcos y los meandros te hacen ver atrás de vez en cuando, y es que le viaje es lo que dejas atrás.
Nelson López
Poeta y ambientalista.
Pd.
¡Chuquisaca Caricuao¡
Noviembre 2014.

Keily Chavez dijo...

Trece urbanismos*